¿Qué es la prescripción de las multas de tráfico?

La prescripción es la figura jurídica en virtud de la cual, por el transcurso de un plazo de tiempo (el que para cada caso establezca la ley), se pierde un derecho. Se pierde el derecho a ejercitar un derecho.

Prescripción de las multas de táfico

Es cuando la administración pierde el derecho a reclamar la multa de tráfico por el transcurso del tiempo.

En este caso la administración es la Dirección General de Tráfico, Ayuntamientos u otros entes públicos competentes para imponer multas.

¿Cuándo prescriben las multas de tráfico?

Las multas pecuniarias, es decir, las multas económicas prescriben a los 4 años según establece el artículo 92.4. del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

El plazo de prescripción del resto de multas, es decir, de las multas que no son económicas es de un año.

En ambos casos, el plazo de prescripción empieza a contar desde el día siguiente a que la Administración declare firme la multa de tráfico, declare firme la sanción.

¿Cómo se calcula el plazo de prescripción?

El plazo de prescripción empieza a contar desde el día siguiente a que la multa de tráfico sea firme. Ahora bien, este plazo puede ser interrumpido.

El plazo de prescripción puede interrumpirse por actividad de la administración. Esto quiere decir que mientras la Administración tenga el expediente en movimiento, intente notificar al denunciado la multa, haga todos los trámites que la ley exige, etc, plazo de prescripción queda interrumpido, se para. Y vuelve a empezar al día siguiente de que la Administración deje paralizado el expediente y no haga nada con él.

Es decir, para que la prescripción de una multa de tráfico económica prescriba y la administración no pueda reclamarla tienen que pasar 4 años seguidos e ininterrumpidos en los que la administración no haya hecho nada con el expediente de la multa de tráfico, lo haya tenido paralizado.

Recordemos, que cuando hablamos de administración nos referimos al órgano competente para reclamar esa multa, que será quien la impuso. Por ejemplo, Dirección General de Tráfico, Ayuntamientos…

¿Dónde se regula el cálculo de la prescripción de las multas de tráfico?

El cálculo de el plazo de prescripción, qué se considera interrupción de la prescripción, cuándo se puede reclamar, etc. viene regulado en la Ley General Tributaria artículos 66 y siguientes.

Así, el artículo 68 de la Ley General Tributaria regula en qué casos se produce la interrupción de la prescripción y entre ellos, está el que la administración realice cualquier actividad con conocimiento del denunciado (la persona a la que imponen la multa) o cualquier actividad que conlleve la investigación del domicilio del denunciado. Es decir, no basta con decir “a mi no me han notificado la multa”, si se acredita por parte de la administración que se ha estado averiguando el domicilio del denunciado, se produce la interrupción de la prescripción de la multa de tráfico.

En conclusión es prácticamente imposible que se produzca la prescripción de una multa de tráfico económica. Primero, porque el plazo de prescripción es de cuatro años, es muy largo. Y, en segundo lugar, porque cualquier actividad que haga la administración durante esos cuatro años implica que el plazo de interrumpe y vuelve a empezar desde ese momento.

Lo que si es más fácil que ocurra es que se produzca la prescripción de las infracciones de tráfico. No la reclamación de la multa, sino la prescripción de la infracción.

La prescripción de las infracciones de tráfico

Según el artículo 92.1 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, las infracciones leves prescriben a los tres meses y las graves y muy graves a los seis meses.

Y, en este caso, a diferencia de las multas de tráfico, el plazo de prescripción de las infracciones empieza a contar desde que el mismo momento en que la infracción se comete.

Esto quiere decir que si, por ejemplo, cometo una infracción leve el uno de enero de dos mil doce y no me notifican la sanción (la multa de tráfico) hasta abril, la infracción estará prescrita porque han pasado más de tres meses desde que la cometiera, salvo que, el plazo se haya interrumpido y recordemos que el mero hecho de que la administración averigüe el domicilio del denunciado para poder notificarle la multa de tráfico ya es una actividad que conlleva la interrupción del plazo de prescripción.

Prescripción de las multas de tráfico