El test de drogas o, más conocido como drogo test, es la prueba que realizan los agentes de la autoridad que controlan el tráfico para comprobar si un conductor conduce bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

¿Es legal hacer un test de drogas?

También se puede realizar un test de drogas a una persona que, aun no siendo un conductor, haya podido ser el causante de un accidente de tráfico o se haya visto envuelto en uno.

El test de drogas o drogo test es una especia de prueba similar a la prueba de alcoholemia, solo que no se comprueba si se ha consumido alcohol, se comprueba si se han consumido drogas.

¿En que consiste el test de drogas?

El test de drogas o drogo test consiste en coger una muestra de saliva de la persona a la que se le va a efectuar la prueba y depositar esa muestra en una aparato que, en cuestión de 5 minutos, indica si la persona ha consumido algún tipo de droga.

Este test de drogas identifica cinco de las drogas más consumidas por los jóvenes, entre ellas: el cannabis, las anfetaminas y la cocaína.

Además, hay que saber que el test de drogas o drogo test da positivo al consumo de drogas hecho hasta 18 horas antes de someternos a la prueba.

¿Es legal hacer un test de drogas?

Al igual que ocurre con la prueba de alcoholemia que todos conocemos, los test de drogas (drogo test) son completamente legales.

Su regulación viene recogida en los artículos 27 y siguientes del Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.

Prácticamente su regulación es la misma que para la prueba de alcoholemia, de hecho, muchos de los artículos que regulan los test de drogas se remiten a los que regulan la prueba de alcoholemia.

El test de drogas o drogo test se suele realizar en los controles rutinarios establecidos por las autoridades competentes, en los conocidos controles de alcoholemia, a pesar de que puede establecerse un control rutinario solo para controlar el consumo de drogas entre los conductores.

Es decir puede darse el caso de que nos encontremos no ante un control de alcoholemia, sino ante un control de consumo de drogas y en ese caso, en vez de hacerlos una prueba de alcoholemia, nos harán un test de drogas o drogo test.

No obstante, normalmente, el test de drogas, si no hay establecido un control rutinario específicamente para controlar el consumo de drogas, se suele hacer a los conductores que dan negativo en la prueba de alcoholemia, pero que presentan síntomas características de conducir bajo los efectos de alguna sustancia que reduce sus capacidades cognitivas.

Estos síntomas suelen ser pupilar dilatadas, habla pastosa, lentitud a la hora de reaccionar a preguntas, etc.

De hecho este tipo de síntomas son incluidos en los atestados policiales junto con el resultado del test de drogas o drogo test.

¿Puedo negarme a hacer un test de drogas?

Al igual que ocurre con la prueba de alcoholemia, cualquier conductor puede negarse a someterse a un test de drogas o drogo test, ahora bien, dicha negativa no impide la imposición de la multa de tráfico e incluso que el procedimiento pueda seguirse por la vía penal, puesto que la negativa a someterse a este tipo de pruebas esta tipificado como delito por nuestro Código Penal (artículo 383).

Y tenemos que saber que, a pesar de que dar positivo en el test de drogas también puede suponer la comisión de un delito (artículo 379 del Código Penal), la pena es más grave para el caso de la negativa a someterse al test de drogas que para el hecho de dar positivo.

Así, en caso de negarnos a someternos al test de drogas la pena es de 6 meses a 1 año de prisión, mientras que, en caso de dar positivo la pena es de 3 a 6 meses de prisión. Ambas penas incluyen la retirada del carnet de conducir de 1 a 4 años.

Tienes más información sobre los test de drogas en los artículos:

¿Es legal hacer un test de drogas?